jueves, 24 de septiembre de 2009

El ultimo de los olvidos

... El recuerdo de lo olvidado visita mi mente ahora...
Pienso en todas esas cosas que la humanidad a olvidado.
Tantas personas sin nombre ni rostro que ya nadie recuerda
Tantas canciones que ya no suenan en ninguna radio
Esos amores grandiosos que el tiempo y la muerte han dejado atrás
Tantas buenas acciones que por muy grandes, ya nadie recuerda
Personas que dieron su vida por ideales que ahora no importan.
Tantas guerras que se pelearon, que ahora no tienen sentido.
Pequeños logros personales que ahora yacen bajo tierra...

Y tras pensar en todo esto, no puedo dejar de imaginar que será de nosotros en unos años mas

¿Alguien se acordará de todo eso que ahora sentimos como tan importante?
¿Serán nuestras creencias religiosas vistas como arcaicas?
¿Serán nuestras convicciones políticas vistas como barbaricas?
¿Alguien recordará nuestros sufrimientos y angustias?
¿Quien recordará a los muertos que tanto cuidamos en nuestra memoria?
¿Alguien reunirá nuestros huesos, y los clasificara por personas o seremos lanzados a fosas comunes?

Son tantas cosas que con el tiempo ya no tienen importancia, tantas las cosas que a nadie interesarán en los años por venir.

... Un ultimo pensamiento me consuela ...

Cuando el Sol de su ultimo suspiro, y la humanidad enfrente el final, absolutamente nada, nada ni nadie, ninguna cosa, tendrá importancia... Todos nosotros y todas nuestras obras caerán en el ultimo de los olvidos, en el mas grande de los vacíos del tiempo...

1 comentario:

  1. En la memoria colectiva , en lo más recóndito de nuestro ser, quedan grabadas todos los acontecimientos acaecidos, dicen que basta con hurgar en la intimidad profunda de nuestro ser y se nos revelará, pero las sociedades humanas son incapaces de poner en práctica lo aprendido en este intento y fracaso y en forma mezquina cual círculo eterno vuelven a cometer los mismo errores, condenando a la humanidad a sufrir guerras, gobiernos totalitarios e injustas formas de relacionarse entre nos, interesante reflexión
    ¿que será de nuestros huesos y sueños?.

    saludos Felipe

    ResponderEliminar